... ... Comunic-Arte

.

Hoy es

Seguidores de este blog

.

Google
 

sábado, 19 de abril de 2008

MACLA - ABRIL

Finaliza: 4 de mayo 2008
Salas: 2 y 3



Horacio Elena














CÁCERES SOBREA












DATOS DE LOS ARTISTAS A CONTINUACIÓN

Horacio Elena realizó estudios de arquitectura, cinematografía y plástica, este último junto a Alfredo Kleinerth y visión con Héctor Cartier.
En la década de los ´60 reside en Brasil, donde estudia grabado en madera en Bahía, Brasil. Viaja por el Amazonas y luego reside seis meses en Perú. En 1969 viaja a España becado por el Instituto de Cultura Hispánica. Finalmente en 1975 se instala en Sitges, Barcelona, adquiriendo la ciudadanía española en 1980.

“Horacio empezó a vivir como ilustrador”, escribió Lalo Painceira para el catálogo de la muestra, “oficio que había comenzado a aprender y ejercer en Buenos Aires, junto a otro platense genial en su tema, Raúl Fortín. Cerca del emporio editorial más grande del mundo, Horacio se convirtió en uno de los mejores ilustradores de Catalunya y de España. Ha ilustrado más de 250 libros de poesía, cuentos, de texto y enciclopedias. Trabajó hasta el momento, porque sigue su carrera, para más de 30 editoriales españolas y extranjeras”.

Desde entonces viene combinando su actividad pictórica con la ilustración infantil, publicidad y diseño de portadas de libros. A realizado exposiciones individuales y colectivas en Argentina, Brasil, Perú y en numerosos centros culturales de España.

En La Plata fue miembro fundador del Grupo SI, en el que participó junto a artistas plásticos como Hugo Soubielle, Cesar Paternosto y Alejandro Puente, entre otros.



Carlos Cáceres Sobrea nació en Chilecito, La Rioja en 1923, desde donde viajaría a Buenos Aires para estudiar en la Escuela Superior de Bellas Artes. Luego de obtener una beca, se dirigió en 1953 a Francia, donde frecuentaría el taller de Fernand Leger.

En esa ciudad conoció a varios artistas plásticos, como Jesús Rafael Soto o Narciso Debourg, con quienes intercambiaba experiencias plásticas e interpretaba canciones del folclore latinoamericano.

Tres años después regresa a la Argentina, es nombrado Director de Cultura en su provincia natal, creando una Escuela de Teatro, un Conservatorio de Música, el Instituto de Profesorado de Bellas Artes y una escuela de Artesanías.

En 1962, la dictadura de José María Guido, terminaba con este resurgimiento de la cultura y Cáceres Sobrea se exiliaba en Francia definitivamente, primero en París y luego, en 1980, en Gif Sur Yvette, donde actualmente vive y trabaja.

Será en este país donde desarrollará la mayor parte de su actividad plástica, exponiendo en museos y galerías, en muestras individuales y colectivas. Sus abstracciones geométricas se plasmaron no solo sobre telas, sino también en obras arquitectónicas como escuelas, fábricas, edificios, autopistas, etc.

En sus pinturas, de una geometría pura y sutil, la luz se degrada en azules y blancos generando un espacio plástico único.

Fue profesor en la Escuela de Bellas Artes de París, en la Escuela Nacional de Arquitectura de París y en la Escuela Camondo de Diseño y Arquitectura, también de esa ciudad.

María Cecilia Cánepa escribió para la muestra:
“La obra de Carlos Cáceres Sobrea se inscribe en la tradición poética de la geometría concreta. Esta corriente se sostiene sobre los principios de la no representación, el uso de los elementos plásticos puros: punto, línea, plano; más allá de toda propuesta referencial y metafísica”.

“Su obra se estructura a partir de un orden ortogonal despojado, con un uso del color en variaciones monocromáticas y acromáticas sutiles, que remite al legado suprematista de Kasimir Malevich”.

“El rigor en la composición es una invitación íntima a la meditación, a la trascendencia de lo vano, en consonancia con el orden universal e infinito”.